Tortitas de yogur y pasta de dátiles

Despertarme en fin de semana, con hambre y pensando en un buen desayuno es algo muy habitual en mí. Creo que ya lo he dicho en más de una ocasión, pero el desayuno ¡es el mejor momento del día! Y esta vez me levanté con ganas de tortitas. Miré en el frigorífico y ¡gracias organización! aún me quedaba un yogur y, mi maravilloso nuevo descubrimiento, pasta de dátiles. Así que me puse manos a la obra y preparé estas deliciosas tortitas. De verdad, probadlas y veréis que para disfrutar de un gran desayuno rico y saludable no hace falta que sea graso ni lleno de azúcares.

Ingredientes:

Esta receta da para más o menos 8 tortitas, pero depende del tamaño en la que las hagas pueden salirte muchas más.

  • 130 g de harina de avena
  • 1 g de sal
  • 1 y media cucharadita de levadura química
  • 2 cucharadas de pasta de dátiles
  • 1 huevo
  • 100 g yogur natural
  • 150 ml de leche desnatada
  • Esencia de vainilla
  • Un poco de mantequilla para la sartén/plancha

Una vez que tenemos todos los ingredientes a la vista comenzamos, como siempre, por los ingredientes secos: toma la harina, la sal y la levadura y échalo en un bol. Integralo todo bien y déjalo a un lado.

En otro bol mezclamos los ingredientes húmedos: echa el yogur y rellena con la leche hasta llegar a los 250 ml. Mézclalo todo bien. Ahora añade el huevo, la pasta de dátiles y la esencia de vainilla al gusto. Si las quieres bien esponjosas usa las varillas de la batidora, si prefieres que se queden más suaves integralo todo bien, pero sin batir demasiado.

Una vez que tengas esta mezcla bien ligada, llévala al bol de los ingredientes secos. Toma una lengüeta y júntalo todo muy bien hasta que no veas grumitos. ¡Ya lo tienes! En un momento hemos hecho una deliciosa masa de tortitas sana, rica y sin azúcar.

Pon la sartén o plancha a calentar con un poquito de mantequilla. Cuando veas que está bien caliente, baja el fuego. Lo suyo es calentar primero la sartén y después mantenerlo a fuego medio/bajo para que no se quemen las tortitas y se hagan bien por dentro. Ahora solo tienes que elegir el tamaño. Cuanto más grandes, menos gorditas y menos salen, claro 😉 Y recuerda, el truco para que te salgan las tortitas perfectas es dejarlas por un lado unos dos o tres minutos y cuando veas que le salen burbujitas, ya le puedes dar la vuelta. Por el otro lado, con que lo dejes un minutillo más, ¡ya estaría!

¿Y para acompañar? Como en casa no somos de cremas de chocolate, ni mermeladas azucaradas, solemos derretir un poco de chocolate del 85% sin azúcar con un poco de agua… ¡Delicioso! Cuéntame si las pruebas y qué te ha parecido esta receta de tortitas de yogur con pasta de dátiles, ¡ah! y con qué y quién las has compartido.

Por si quieres seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *