Galletas de avena, manzana y crema de cacahuete

Últimamente me ha dado muy fuerte con la repostería. Supongo que todo viene dado por las circunstancias, tanto personales, como en estos tiempos de pandemia. Hoy traigo otras galletas sin nada de azúcar y con endulzante natural. No, no es pasta de dátiles

Esta vez va a ser una manzana la que le va a dar ese pequeño dulzor a nuestras galletas de avena, manzana y crema de cacahuete.

Ingredientes:

Esta vez las he hecho en diferentes tamaños para salieran más, pero si las hacéis más grandes, obviamente saldrán menos, pero os saciaréis antes. Todo depende de cómo os guste el tamaño de las galletas:

  • 100 g de copos de avena (El mix que yo he utilizado es de Lidl)
  • 1 huevo grande
  • 80 g de crema de cacahuete
  • 80 gr de harina de avena
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 manzana (mejor si es roja)
  • Cacao en polvo para espolvorear (opcional)
  1. Primero pela y corta la manzana en daditos. Mételo en el microondas unos 2 min a máxima potencia para que esté blandita. Una vez quede blandita y manejable, toma la batidora y en un recipiente cómodo bate el huevo con la manzana.
  2. En un bol prepara la mezcla de copos de avena y crema de cacahuete. Si la crema está muy dura, un buen truco es meterlo en el microondas también unos segundos. Así será más fácil mezclarlo todo.
  3. En otro bol más grande, para que te sea más fácil mezclar los ingredientes secos, coloca la harina y la levadura y vierte la mezcla de huevo y manzana. Una vez que tengas en una masa homogénea es hora de echar los copos de avena con la crema de cacahuete.
  4. ¡Listo! Remueve todo bien hasta que quede una buena pasta. No queda muy manejable, seamos sinceros, pero con una cuchara pequeña puedes hacer las bolitas y dejarlas en la bandeja del horno.
  5. Calienta el horno a 180ºC y en 10 min o como mucho 15, dependiendo de cada horno, tendrás unas riquísimas y saludables galletas de avena, manzana y crema de cacahuete. Sin azúcar, ni edulcorantes artificiales.

La verdad es que estas galletas de avena, manzana y crema de cacahuete son perfectas tanto para una merendola ligera, como para picar a media mañana. Sacian y te dejan con ese saborcillo de galletas que es ideal si, precisamente, lo que queremos superar nuestra adicción a las galletas para no picar entre horas. Prueba a espolvorear un poco de cacao puro en polvo… ¡Ya me diréis qué os parecen!

Por si quieres seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *