Historia de las Dr. Martens y cómo llevarlas

Con 55 años de vida, las botas Dr. Martens son todo un símbolo de rebeldía. Nacieron de la mano de dos socios de ascendencia alemana afincados en Northamptonshire. Tienen una historia que nos recuerda bastante a la de otro icono de la moda, los jeans. Quizá porque surgieron de la necesidad de encontrar un calzado que resistiera a las inclemencias laborales y físicas que había en aquella época o porque su popularidad creció como la espuma.

Pete Townshend de The Who, fue el primero en elegir unas Dr. Martens para un concierto en los 70, lo que disparó las ventas. Desde ese momento, se convirtieron en la representación más significativa de rebeldía y no había tribu urbana en Londres que no las luciera. Martin Roach, autor de Dr. Martens. A history of rebeliones self-expression, señala que el segundo gran salto en popularidad de la firma fue a finales de los 80, principios de los 90, a raíz de la aparición del movimiento grunge y su músicaEl salto transoceánico se produjo gracias a bandas como Nirvana o Pearl Jam.

Pero es a día de hoy donde vemos el verdadero poder de este calzado, incluso Miley Cyrus optó por ellas en su famoso videoclip, donde solamente llevaba las botas. Es una prenda que se resiste a morir. Las hemos visto desfilar por la pasarela, se han adaptado a las nuevas modas con una gama cromática que va desde el blanco más brillante, al rosa más llamativo o al estampado más floral. Se han convertido en el complemento multiusos apto para todos los púbicos, solo hay que saber adaptar su halo de culto a nuestra esencia personal.

Yo no me he podido resistir a tener las mías. He aprovechado las rebajas, ya que su precio no puede decirse que sea igual de asequible que cuando nacieron (en sus inicios solo costaban dos libras). Pero ahora no hago más que buscar inspiración en su blog o en sus campañas publicitarias para crear estilismos chulos y poder llevarlas también al trabajo. Hoy he elegido uno un poco más pensando en el fin de semana, es lo que tiene que mañana por fin sea viernes. Cómodo, sencillo y con el toque lady del bolso y las gafas de ojos de gato para para romper la rebeldía que les caracteriza. ¿Sí o no a las botas Dr. Martens?

Por si quieres seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *