Tosta sin hidratos ni azúcares

De nuevo ha llegado la hora de cenar y ¡no has preparado nada! A mí esos momentos me frustran muchísimo, porque como fiel devota del pan, me muero en esos momentos por un sandwichito calentito de pollo o pavo con queso… ¡se me ocurren infinidad de combinaciones suculentamente innecesarias a esas horas! Así que cuando mi amiga Ana me recomendó esta receta, le di las gracias tanto a ella como a FitFoodMarket por este gran invento. Aunque ya aclaramos, en Los beneficios de comer pan,  que no importa tomar hidratos por la noche, siempre está bien que esté compensado con el resto de comidas que hayamos hecho a lo largo del día. Así que para esta ocasión, pensemos que ya hemos tomado las cantidades de hidratos que nos correspondería según nuestro peso y actividad física. ¡Por eso esta receta es ideal!

La idea en un principio fue la de hacer un sándwich, con sus dos rebanadas y combinarlo con pavo y queso de untar light. Pero a media que iba haciendo la cena, me iba viniendo arriba (cosa que, por lo general, me pasa muy a menudo) y al final acabé salteando unos champiñones, trocitos de berenjena y cebolla en la sartén. Corté un pimiento rojo por la mitad y sí que acabé usando el queso de untar… El tiempo de preparación es una de las cosas por las que me gusta esta receta también. Podría parecer que es tedioso hacer este pan de atún, pero en el fondo tardas dos minutos en hacer la mezcla y los cuatro que tarda el micro en hacer la pieza. Bueno, ¡vamos a lo que interesa!

Tiempo de preparación: 15 min.

Ingredientes para el pan de atún:

  • 2 ó 3 claras de huevo
  • 1 lata de atún al natural
  • un poquito de sal
  • orégano
  • 1/4 de cucharita de levadura

Ingredientes de la tosta:

  • Pimiento rojo
  • Champiñones
  • Cebolla
  • Espinacas
  • Queso de untar light
  • Berenjena

¿Cómo lo preparamos? Lo principal que necesitaremos es un tupper rectangular. Si son esos típicos en los que guardamos el sandwich del colegio que tienen como una tapita, mejor. Simplemente se la quitamos y ya tenemos la forma perfecta para nuestro pan. Y si no, pues simplemente con uno en forma cuadrada valdría.

Cogemos un vaso de batidora y combinamos todos los ingredientes. También podríais hacerlo a mano con un tenedor, pero tratad de dejar el atún bien mezclado con las claras para que no queden trozos grandes. Una vez batido, lo llevamos al tupper y al microondas. A potencia máxima durante unos 4 minutos, iremos vigilando que se haga toda la base. No debe quedar ninguna parte líquida.

pan de atun

Mientras se cocina podemos ir preparando los condimentos para la tosta. Preparamos unas hojas de espinaca y cortamos la mitad del pimiento rojo en cuadraditos o tiras (esto va por gustos… yo soy más de cuadraditos) y apartamos.  En una sartén antiadherente echamos unas gotitas de aceite y limpiamos el exceso con una servilleta. Mientras se calienta, cortamos los champis, la cebolla y la berenjena. Lo echamos todo a la sartén y lo doramos unos minutillos.

Una vez que tenemos la tosta cocinada, la sacamos cuidadosamente del tupper y la partimos por la mitad. La clave para que quede perfecta del todo y cruja cuando la mordamos, está en darle un toquecito en el tostador.  ¡Y ya lo tendríamos todo! Lo siguiente, untar el queso, poner las hojas de espinaca como base e ir colocando el champiñón, las berenjenas, la cebolla y los trocitos de pimiento rojo crudo para coronar. Si prefieres, puedes cocinar el pimiento junto con el resto de ingredientes, pero el toque crujiente que le da al conjunto de la tosta a mí, ¡me chifla!

Espero que os guste y disfrutéis tanto como yo de esta cena, ¡si la probáis contadme!

tosta de atun

Por si quieres seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *