5 desayunos que sacian y que no engordan

Supongo que no soy la única a la que le pasa esto, lo de tener mucho hambre, desayunar y que parezca que no he tomado nada… Llevo varios días dándole vueltas y al final he llegado a varias conclusiones. Para algunas personas (mi caso), desayunar se convierte en el mejor momento (cuando hablamos de alimentarse, claro) de todo el día. Sin ir más lejos, me levanto (entre semana, por supuesto) una hora y cuarto antes de lo normal, solo para poder sentarme tranquilamente y degustar cada bocado de mi primera comida del día. Pero, tengo un problema. No me sacio. Decidme que también os pasa lo mismo… (emoticono de disgusto).

Continue Reading

Cenar pizza sin remordimientos

Uno de los principales problemas por los que se abandonan las dietas es porque limitamos los alimentos que más nos gustan. Y un buen ejemplo de ello es la pizza. Se trata de uno de los alimentos más adictivos. He leído, que no lo digo yo, que se han elaborado recientes investigaciones en la Universidad de Michigan y el Centro de Investigación de Nueva York, que han determinado que existe cierto tipo de comida que puede generar una adicción tan fuerte como las drogas. Aquellos alimentos que contienen un alto contenido en grasas, azúcares o estén procesados, activan la parte del cerebro que se encargada del placer. ¿Entonces? ¿Qué hacemos si ya estamos enganchados? Porque, no lo niegues, lo estás. ¿Cómo podemos suplir esta necesidad? ¡Tranquilos! Propongo una solución. Por lo menos una que a mí me funciona. La pizza “home made” elaborada con base de cereales de grano entero.

Continue Reading