COMUNIONES, BAUTIZOS Y BODAS (III): DE BODA

Las bodas son las celebraciones más complicadas para acertar en cuanto a estilismo. Son eventos más ceremoniosos, más formales y solemnes y tenemos que estar convenidos de que llevamos el atuendo idóneo para dicha ocasión, sin sentirnos disfrazados o como si fuesemos a una simple cena.
La regla estrella para este tipo de casos es: menos es más. Olvidémonos de los brillos excesivos, los volúmenes sin sentido o los vestidos de fiesta de “súper dulces 16”, con un vestido más bien sencillo con colores que se adapten a la época del año en la que se celebra la boda o a nuestro tipo de piel, estaremos perfectas sin necesidad de gastarnos un dineral. Existen reglas no escritas en cuanto al protocolo nupcial, no nos obsesionemos con eso tampoco.
Laurazunigaorta.blogspot.com
 Simplemente debemos tener en cuenta si los novios han puesto alguna serie de normas en la invitación, y si no, pensar que si es una boda de día, es preferible ir de corto y si se trata de una boda de noche, de largo. Y como en cualquier evento de estas características evitar escotes exagerados o mini faldas de vértigo, estaréis totalmente fuera de lugar. En cuanto a los tocados, este es vuestro momento, para los eventos de mañana las pamelas son totalmente aceptables, pero recordad que su utilidad es quitar el sol no parecer una pista de aterrizaje. Los recogidos son mucho más clásicos y preferibles, que llevar el pelo suelto y si nos atrevemos con los tocados, ¡adelante!, pero como hemos empezado diciendo siempre con moderación.
A continuación unos modelos de ejemplo, para que nos hagamos una idea de que no hay que recurrir a grandes marcas para estar ideales:

 Vestido de Mango
Zapatos de Bershka
Bolso de Zara
 Vestido de TopShop
Zapatos y clutch de Mango
Todo de Mango
 
Vestido de TopShop
Zapatos de Mango
Clutch de Zara
Collar de H&M

Por si quieres seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *