Qué cenar un martes: burguer de pollo en pan de brócoli

¡Cómo me gusta improvisar! El problema que siempre me surge cuando quiero contar “mis recetas improvisadas” es el de las fotos. Así que disculpad la presentación. Nunca reflejan realmente lo bueno que están. Ayer por la noche me vino la inspiración. Como siempre tenemos brócoli o coliflor en el frigorífico, las ideas se agolpan en mi mente, siempre que llego del gimnasio. Cada día estoy más convencida de que el hambre agudiza nuestro ingenio. En esta ocasión, contaba con una hamburguesa de pollo que habíamos descongelado hace un par de días, pero la idea de comérmela con pan normal no me atraía mucho. ¿La solución? Hacerme yo misma un pan sabroso y diferente.

Y de ahí surgió el pan de brócoli. No es que sea muy original, pero puede sacarnos de un apurillo cuando no tenemos pan de molde en casa. Además de ayudarnos a evitar los carbohidratos por la noche.

Esto va dirigido para aquellos que ya hayan consumido su cantidad diaria recomendada

Pero vamos a ello, así es cómo preparé mi cena del martes.

Ingredientes para el pan de brócoli:

  • 3/4 de brócoli
  • 150 ml de claras de huevo o un huevo
  • sal
  • pimienta
  • orégano
  • 2 cucharadas de queso batido 0%

Ingredientes para la hamburguesa:

  • hamburguesa de pollo
  • tomate natural
  • pimiento rojo
  • rúcula
  • champiñones
  • cebolla

Lo primero de todo, como siempre, es lavar bien el brócoli. Después procedemos a poner en el vaso de la batidora todos los ingredientes para elaborar el pan. Y batimos. Nos debe quedar una masa más o menos espesa. En un molde cuadrado o un tupper en forma de sándwich, vertemos la mitad del contenido. Metemos en el microondas unos 2 minutos y medio y desmoldamos. Así haremos también con la otra mitad de la masa. Básicamente se trata de hacer la  tosta de atún sin hidratos, que hicimos en su momento, pero con el brócoli como sabor principal. Cuando tengamos los dos panes, mi consejo es que los tostemos un poco en la sartén. Yo intenté meterlos en la tostadora, pero al no estar consistentes del todo, preferí dorarlos a la plancha. Así también quedaba la sartén preparada para hacer la hamburguesa de pollo.

Por último, colocamos los ingredientes de nuestra hamburguesa al gusto y ya podemos disfrutar de una cena riquísima y sabrosísima. Además al ser una cena basada en proteínas y vegetales la sensación de saciedad es total. ¿Qué os parece? Espero que lo disfrutéis y compartáis si os ha gustado.

burguer de pollo en pan de brócoli

burguer de pollo en pan de brócoli

Por si quieres seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *